2 de noviembre de 2008


AMIGOS O PADRES
(por José Aimar)


En los últimos meses se duplicaron el número de accidentes fatales protagonizados por jóvenes, producto del
alcohol, las drogas o la inconciencia y la falta de respeto por las normas de tránsito.

Estos factores contribuyen a que los ciudadanos comunes nos "pre-ocupemos
" por medio de la prevención, para determinar el grado de responsabilidad de los padres en el tema.

Para determinar en qué estamos fallando como familia, es necesario cuestionarnos objetivamente las relaciones establecidas, en el tema conducción en particular, que se tienen con los hijos. En un rol bien definido padre e hijo.


Establecido este parámetro surgen diferentes cuestionamientos a resolver:
  1. ¿No son muy inmaduros los adolescentes para la conducción automotor?
  2. ¿Cuál es la responsabilidad de los padres que le prestan el auto para salir a sus hijos?
  3. ¿Qué están haciendo las autoridades para prevenir estos incidentes?
Preguntas como éstas hay todo el tiempo, y sería importante empezar a encontrar respuestas. En estos días se entregó el Premio Nobel de Medicina, el cual fue para los dos Dres. que descubrieron el virus del HIV, un flagelo de los más mortales de la historia, pero irónicamente este virus no es la mayor causa de muerte entre personas de 15 y 19 años.

Sí lo es los "Accidentes de Tránsito". No hay cáncer ni cualquier otra enfermedad que se lleve tantas vidas, así lo informó la
Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2007. Por "Accidentes de Tránsito" mueren en el mundo 1,2 millones de personas cada año, y 400 mil son los jóvenes menores de 25 años. El Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) de USA, realizó un estudio donde como primer dato obtuvieron que " el riesgo de choque entre conductores adolescentes es mayor que el de cualquier otro grupo de edad". Según esta investigación, las tasas de adolescentes implicados en choques por espacio recorrido son mayores al resto de los grupos etáreos, teniendo en cuenta desde daños a la propiedad hasta los "accidentes" mortales.

En los países serios del continente, estos datos hacen que se encienda una luz roja y que se investiguen las causas de los mismos y por ende proyectar soluciones. Por esta razón, es necesario realizar estudios en nuestro ámbito y encontrar nuestras soluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario