2 de diciembre de 2008



NENAS BORRACHAS

Fuente:Día a Día

Las pequeñas de la casa, ésas que hasta hace poco se vestían y bailaban como "Floricienta", hoy salen y muchas terminan alcoholizadas.
No nos podemos escandalizar, el problema del alcohol es histórico, atraviesa todas las edades y niveles socioeconómicos, pero en estos años empieza a tener matices nuevos. La ingesta de alcohol se ha estandarizado entre muchas mujeres, chicas menores de edad, que toman los fines de semana en dosis muchas veces exagerada, que las pone en diferentes situaciones de riesgo.
Muchas noches son los varones amigos los que tienen que hacerse cargo, porque ellas quedan indefensas en semejante estado de borrachera.

Las cosas cambian
"Veo un gran cambio respecto a mi propia adolescencia", dice Mariana, de 40 años, mamá de una nena de 14. "Nosotras tomábamos algo de alcohol, pero difícilmente bebidas blancas, y éramos más grandes".
Las investigaciones sobre este tema indican que el cerebro humano continúa desarrollándose hasta los primeros años de la veintena, y un cerebro en desarrollo expuesto al consumo de alcohol puede sufrir efectos perdurables sobre las capacidades intelectuales.

"Toman más que los varones", agrega Miriam de 46, madre de tres varones adolescentes y se sorprende de lo mucho que toman las compañeras de sus hijos.
"Ellos las critican, las ven un tanto ridículas. Pero también los preocupa. A veces algunas amigas llegan a estados de casi inconsciencia, y quedan muy vulnerables. Muchas noches son los varones amigos los que tienen que hacerse cargo, porque ellas quedan indefensas en semejante estado de borrachera".

A imagen y semejanza
"Las chicas de esta generación van a sufrir cosas diferentes a las anteriores", opina Verónica, mamá de una nena de 15 y un varón de 16 años. "Todavía hay una mirada machista en la sociedad: lo que preocupa es que sean mujeres. Pero ese no me parece el problema, sino el de la edad en la que los chicos empiezan a tomar, sean del sexo que sean".
"Mi hijo me dice: 'las chicas se emborrachan mal', ¿Y ustedes, los varones?, le pregunto yo. Los chicos toman mucho, tanto los varones como las mujeres. Ese es el problema del que tenemos que hacernos cargo".

Parece que es algo que de alguna manera las enorgullece. Es la anécdota que cuentan el lunes en la escuela, como si fuese algo divertido.

Las chicas sólo quieren divertirse.
La pregunta pasa por el motivo que tienen las adolescentes para tomar.


“Creen que si toman son más vivas, o están en onda”, agrega Mariana.
"Al baile nosotros íbamos a a bailar. Ahora van. . .para tomar. Cuentan sus excesos como algo gracioso, loco. No les da vergüenza decir que se emborracharon. Parece que es algo que de alguna manera las enorgullece. Es la anécdota que cuentan el lunes en la escuela, como si fuese algo divertido."


"Yo lo veo como una cuestión que tomás para hacer algo en el tiempo que esperás para salir, para ponerle un poco más de onda, estás enfiestado y se te pasa el tiempo más rápido, porque por ahí no tomás nada y estás re-embolada esperando la hora de ir al boliche", dice Carola de 17.


Los controles vencidos

“El problema lo tenemos los padres. Hay muchos que no las miran. Porque niegan el problema o porque no saben qué hacer”, observa Mariana.

“Hay problemas de control. Las chicas pasan la bebida al boliche escondida en las mochilas, en las camperas, por el tejido del patio. . . se las ingenian.

El tema es que hay lugares que, ante el riesgo de ser clausurados por tener menores alcoholizadas, cuando las descubren, las sacan a la calle. Y el problema se intensifica: quedan borrachas en la vereda, expuestas a cualquier cosa
.


“Si van con amigos, éstos suelen llamar a los padres para ponerlos al tanto de la situación. En algunos boliches las contienen hasta que un adulto responsable venga por ellas”, relata Verónica.

En estado de ebriedad, un adolescente, sea del sexo que sea, queda vulnerable a una serie de amenazas por nombrar solo alguna, la mayor causa de muerte de personas entre 15 y 20 años se debe a accidentes de auto.

Aproximadamente 1.900 personas menores de edad mueren anualmente como consecuencia de accidentes de tráfico que involucran el consumo de alcohol, un equivalente a las muertes en 10 tragedias de Cromañón.
Y año a año, el número crece.


Opinión 1

Lic. Corina Dousset Urquiza
Lic. En Psicopedagogía
Master en Prevención y Asistencia a las drogodependencia
De acuerdo a OMS, "droga es toda sustancia natural o sintética que introducida en el organismo es capaz de modificar una o más funciones del mismo".
Ejercen un efecto predominante en el Sistema Nervioso Central produciendo cambios en el estado de ánimo y la conciencia.

El alcohol es una sustancia depresora del sistema nervioso central. Además su uso continuado también afecta a otros órganos como: el riñón, el hígado y el sistema circulatorio. Funciones motoras y sensoriales, lenguaje, procesos intelectuales, memoria, atención, aprendizaje no verbal, psicosocial. . .

Si esto no es suficiente para que la sociedad tome conciencia, nos queda poco espacio a los científicos, técnicos y profesionales que demuestran cómo se maceran proyectos de vida. Seguimos discutiendo entre controles de oferta, control de demanda. . .
Cerebros como barcos sin puerto ni rumbo, allí, hacia el país de "nunca jamás". . van nuestras chicas".
Opinión 2
Marcelo Forte RR.PP "Son 10 a 1 las chicas versus los chicos que se emborrachan, y no es dentro de los boliches. Se suman dos cosas, las chicas no comen para verse bien y toman en la previa.

Dentro de los boliches se les baja la presión y nosotros tenemos que hacernos cargo. Tenemos que tener un médico y camilla, además de una empresa de seguro médico que llamamos si es necesario. Para nosotros, éste es un problema grave.
Históricamente el emborracharse era un rasgo sólo del hombre, era muy raro que lo hiciera una mujer y socialmente no estaba bien visto. Hoy la mujer lo hace igual o más que el hombre, además las desinhibe hasta en lo sexual".

No hay comentarios:

Publicar un comentario