7 de agosto de 2011


PREVENCIÓN: AYUDEMOS AL CONSUMO RESPONSABLE DE ALCOHOL

¿Sos papá, mamá, docente o alumno? ¿trabajás en una oficina, en un kiosko, centro deportivo? ¿sos profesional en determinada área? Tal vez sos funcionario público o director de una empresa de envergadura. Cada espacio es fundamental para poner en práctica la prevención.

Los primeros años de la infancia son esenciales para que eduquemos a nuestros hijos sobre cómo sufren los órganos de nuestro cuerpo si se consume alcohol antes de los 18 años.



Si como adultos bebemos alcohol en cantidad responsable y evitamos consumirlo antes de conducir un vehículo, también dejaremos una huella en la formación de los niños desde la observación que nos hacen.


Para contrarrestar el efecto producido por publicidades que los confunden, tenemos además herramientas muy útiles para educarlos. La información médica es una de ellas, también las leyes y ordenanzas que se sancionan nos aportan elementos sustanciosos para decir NO cuando se solicita la realización de "una previa" en el hogar.

En Argentina la Ley 24.788, Lucha Contra el Alcoholismo (Boletín oficial: 3 de abril de 1997) fue creada como un elemento valiosísimo de prevención.

Desde el lugar que ocupemos, es importante saber que la misma se reglamentó recién en el año 2009. Luego, a través de diferentes decretos posteriores emitidos por el Poder Ejecutivo Nacional, se revocó el que se había establecido sobre el control en las publicidades emitidas en espectáculos públicos con libre acceso a menores y volvió a establecerse la permisividad total en materia publicitaria para las grandes firmas fabricantes de bebidas alcohólicas (*)


Informarnos de estos procesos legislativos también nos muestra cuantas variables e intereses coaxionan dificultando finalmente el proceso preventivo para el cual se crea o reglamenta una ley.

Finalmente recordemos: EL HOGAR en su rol de primer educador (acompañando la crianza con conductas saludables, incentivando la actividad física y los valores en el cuidado de la vida) ; luego el aporte social de LA ESCUELA (informando, tratando de formar líderes que participen en tareas de prevención) y EL ESTADO dando cumplimiento efectivo a leyes y ordenanzas (sin especulaciones), contribuirán en la disminución de conductas de riesgo relacionadas al consumo de alcohol y sus consecuencias.

Sumate al proceso de elegir cómo fortalecer, desde tu lugar de ciudadano, algunas de estas tres áreas, los papás de CPP ya lo estamos haciendo.

(*) La Nación Efectos de una norma ambigua

María Teresa
mamá voluntaria de CPP

No hay comentarios:

Publicar un comentario