28 de febrero de 2010



Boliches: Por fin se hace algo para controlar el desborde
Fuente: Hacer Comunidad (La Nación)

Fundación de Prevención Social

Asistimos un poco sorprendidos a la santa indignación de los propietarios de los boliches que nunca hicieron de su accionar una práctica controlada. Ahora se quejan de que no pueden trabajar con tanto control policial.

¿Qué es lo que puede preocuparles si tal control, se ejerce fuera de los boliches? ¿ No será que hay algo que no quieren que se pueda transparentar? Porque son los que primero inventaron esto de la nocturnidad, que es un mero modo de escapar a los controles que se pueden efectivizar con más claridad en horas normales. Con ello vinieron las matinés hoy casi desaparecidas, porque ahora se mezclan chicos y grandes. Y hay consumo que se desliza entre unos y otros.

El consumo de alcohol es el inductor químico de la posterior necesidad de abusar de drogas ilegales. Porque el alcohol está en el comienzo, acompaña el consumo y se encuentra en la bajada de los picos de abuso. Después ayudaron a difundir los estimulantes llamados energizantes que constituyen una mistificación y un engaño. Lo que hacen es evitar la percepción por parte de la persona que los consume, del cansancio y del avance de la fatiga con lo cual puede seguir en actividad frenética hasta que el agotamiento de fuerzas lo haga desplomarse.

En realidad la percepción de fatiga es parte del mecanismo que nos permite interrumpir una actividad. Está claro que el deportista o el danzarín que niega su fatiga pierde la posibilidad de controlar su desgaste.

La noche del boliche se ha convertido en un laboratorio químico que se propone evitar la conciencia de la realidad. Sustituye diversión por excitación, estimula y distorsiona la realidad, hace creer que estar borracho o drogado son la única manera de divertirse. Las consecuencias del daño irreversible que produce el abuso de sustancias y lleva a trastornos serios se basan en hacer creer que el consumo abusivo es inocuo.

NO HAY ABUSO DE SUSTANCIAS QUE RESULTE INOCUO. La familia, las Iglesias de diverso tipo, las reuniones de padres preocupados, son los instrumentos de que disponemos. Se nutren en las experiencias que en España y ahora en Córdoba vienen haciendo padres y jóvenes comprometidos con una vida sana que realizan reuniones con juegos, interacciones pautadas, posibilidades de intercambio directo entre jóvenes que en el boliche son esquivas.

De un lado los jóvenes que proponen diversiones más sanas, sus padres, las ONGs que canalizan estas preocupaciones, las Escuelas que problematizan estos temas. Del otro lado lo mercaderes de la noche y sus protestas. Los hemos escuchado pedir menos control. No se les ha ocurrido en cambio alertar sobre los daños que produce el consumo descontrolado de alcohol y drogas. Quién tendrá razón?

Dr. Wilbur Ricardo Grimson (*)
LE 4.277.928 grimson@fibertel.com.ar
Presidente de Fundación de Prevención Social
(*) Wilbur Ricardo Grimson se recibió de Médico con Diploma de Honor en la Facultad de Ciencias Médicas de la UBA: Durante la carrera trabajó en investigación en la Cátedra de Histología. Al graduarse continuó su formación psiquiátrica con el Prof. Mauricio Goldenberg en el Policlínico de Lanús. En 1968 fue invitado a dirigir el Consultorio de Psiquiatría del CEMIC. Luego fundó el Centro Piloto del Hospital Estévez que dio lugar a la publicación de “Sociedad de Locos” (Nueva Visión 1972). En 1972 dictó Seminarios en el Depto de Sociología de la UBA. Luego dictó “Salud Mental en Instituciones y Villas” en la Facultad de Psicología de la UBA. En 1972 creó la Comunidad Terapéutica de Vicente López con Juan Carlos Kuznetsoff, Dito Rubinstein y Oscar Correale. Esto dio lugar a la publicación de “La Cura y la Locura” (Búsqueda, 1981. En 1983 fue designado Jefe de Asistencia y Psiquiátrica de la Dirección Nacional de Salud Mental (Ministerio de Salud de la Nación). Continuó hasta el año 1991. Desde 1983 fue designado Coordinador de Prevención de la Comisión Nacional de Drogas, y Asesor Presidencial. En 1985 ganó el Concurso de Profesor Adjunto de Salud Mental de la Facultad de Ciencias Médicas. En 1987 creó FONGA con Carlos Novelli, Enrique de Vedia y Ezequiel Holmberg. Fue su Secretario hasta el fallecimiento de Novelli en 1994 y Presidente hasta el 2002. Desde 1996 hasta el 2004 fue Responsable del Área de Adicciones de la UNQUI creando el Diploma de Operador Socioterapéutico.
También se presentaron los primeros cursos integrales de Voluntariado Social con un equipo del FORO DEL SECTOR SOCIAL. En 2002 fue designado Secretario de Estado de la SEDRONAR., ejerciendo el cargo hasta el 2004. En el año 2000 había publicado “Sociedad de Adictos” (Planeta). En el 2005 publicó “Drogas Hoy” (EUDEBA). Entre 1967 y 1971 fue becario de la Fundación Milbank de New York. Representó al país ante la CICAD (Oficina de Drogas de la OEA, la Comisión de Drogas de Viena y otros organismos en diversos momentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario